Aplicaciones

El carbón vegetal es un aditivo utilizado en la industria de alimentos principalmente por sus propiedades como colorante. Entre las aplicaciones más comunes se encuentran: 

 

  • Dulces y chocolates

  • Goma de mascar

  • Salsas y toppings

  • Helados

  • Productos de panificación


El color en los alimentos es muy importante para el consumidor debido a que, siendo el primer contacto que se tiene con ellos, es determinante para la aceptación o rechazo de los mismos.

(Fuente: S. Badui, 2013, Química de Alimentos)


El carbón vegetal se produce a través de la carbonización de materiales vegetales como es el caso de la madera, residuos de celulosa, cáscaras de coco y otras cáscaras. En el proceso, la materia prima se carboniza temperaturas altas. Consiste esencialmente de fracciones de carbono, aunque puede contener porciones menores de nitrógeno, hidrógeno y oxígeno. Algo de humedad puede ser absorbida por el producto final. Se puede activar al someterlo a altas temperaturas en presencia de vapor o dióxido de carbono.

En la industria de alimentos se emplea principalmente como agente colorante. Un aditivo alimentario que agrega o restaura el color de un alimento es conocido como color, pigmento decorativo o colorante de superficie. 


(Fuente: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) http://www.fao.org/gsfaonline/reference/techfuncs.html?lang=e)


Nombre químico y estructura

  • Carbono


El carbón vegetal también se puede encontrar comercialmente o en el etiquetado como carbón negro, vegetal negro, INS 153, carborafin.

Algunas Características de Relevancia   

El carbón vegetal se presenta como un sólido en polvo de color negro. Es insoluble en agua y en solventes orgánicos.


La percepción del sabor por parte de los consumidores puede verse afectada por la apariencia de los alimentos, es por ello que la industria alimentaria utiliza colorantes para mantener una imagen agradable ante el consumidor. Como resultado de los procesos industriales o bien de la vida útil, los alimentos pueden perder o cambiar su color deseable por acción de la luz, el aire, la temperatura o la humedad. La adición de colorantes también puede favorecer a realzar el color natural de los productos.

El carbón vegetal tiene un origen natural y se obtiene de materias primas como cáscaras, madera o celulosa. En ocasiones, los fabricantes añaden partículas muy pequeñas de glucosa o glicerina para facilitar su aplicación en alimentos. Es muy estable a altas temperaturas, a la luz y a diferentes intervalos de pH. Los fabricantes ofrecen productos en suspensión para aplicaciones en lípidos o acuosas.

En Estados Unidos no está aprobado este ingrediente para su uso en alimentos, sin embargo, se encuentra aprobado en la Comunidad Europea y Canadá.

El Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios de la FAO, JEFCA no ha establecido una Ingesta Diaria Admisible (ADI) para el carbón vegetal. Se sugiere observar las Buenas Prácticas de Fabricación durante su uso.



Dosificaciones a considerar:


COFEPRIS (SSA)– Regulación Mexicana   

Alimento   

Dosis máxima   

Observaciones   

Para todos los alimentos

---

Buenas Prácticas de Fabricación

https://www.gob.mx/cofepris/acciones-y-programas/aditivos-alimentarios-no-publicados-en-el-dof 


Este ingrediente se encuentra aprobado por las siguientes entidades:    

Principales países que están usando el ingrediente en sus nuevos productos    


  • Canadá

  • España

  • Italia

  • México

Colorantes